La artista Berta Jayo vuelve a la carga con su serie de fotomontajes cambiando el color de las catedrales europeas
09 de Mayo de 2019;
Fotomontaje de Berta Jayo cambiando el color de una catedral europea
Fotomontaje de Berta Jayo cambiando el color de una catedral europea
Estos días se está presentando en Madrid una exposición que tratará de golpear y agitar la prensa cultural europea, se trata de los fotomontajes de la artista multidisciplinar Berta Jayo (Santander, 1971), que muestran las catedrales europeas teñidas de diversos colores.

No deja de ser un concepto ciertamente "epatador" y con un "animus epatandi" muy fuerte, como bien ella y la prensa exponen en las reseñas de la obra en cuestión, llamándolo "efecto sorpresa", que la artista maneja con gracia. Este "efecto sorpresa", o "animus epatandi", como bien hemos tenido a llamarlo nosotros, encaja perfectamente con el arte actual de la fotografía, como es el caso, ya que las obras son fotomontajes. En ellas ha cambiado el color de las catedrales europeas generando un efecto más que llamativo. Y conviene que nos paremos a pensar un poco sobre este "efecto sorpresa" del que tanto la artista como los medios se jactan en sus comunicaciones. El denominado "efecto sorpresa" o ganas de llamar la atención, o "animus epatandi", puede ser bueno o malo; si se usa en demasía es posible que la obra quede vacía a largo plazo, ya que estamos hablando de algo que tiene un fuerte componente temporal. Ya se sabe, "el que golpea primero golpea dos veces". Pero lo cierto es que en este caso el efecto está muy conseguido y casa "como anillo al dedo" con el arte fotográfico actual, como hemos comentado. En este asalto a la conciencia colectiva apreciamos las segundas y más templadas intenciones de poner encima de la mesa la belleza y singularidad de estas catedrales.

La obra sigue la estela de su anterior exposición en la que a través también de fotografías retiraba o borraba diversos emblemáticos edificios generando también mucho eco mediático y habiendo sido un hallazgo muy celebrado por crítica y público.

La presentación de la obra irá acompañada, como no podía ser de otra manera, de una manifestación también relacionada con la religión; se trata de la performance que ejecutará la también artista multidisciplinar Monja Hammond, cargada principalmente de música pero también con muchas sorpresas.