Mensaje para nuevos artistas: En la adversidad está la oportunidad

01 de Junio de 2022;
Este artículo de hoy viene a reflejar una frase, quizá nueva, quizá no; en principio el que escribe no la había escuchado nunca anteriormente. Esta frase está dedicada a los futuros artistas, sí, aquellos que se quieren dedicar al noble y a veces alocado, pero siempre genial, mundo del arte. La frase en concreto es: "en la adversidad está la oportunidad".

Y aquí tenemos que mencionar a uno de los arquitectos que mejor ha manejado la adversidad en su carrera; tanto es así que hizo de la dificultad virtud como veremos ahora. Se trata del insigne arquitecto americano Frank Lloyd Wright, considerado arquetipo de arquitecto (y perdóneseme el trabalenguas) exitoso por excelencia. Pues bien, su éxito se debe a haber ido admitiendo todos los encargos que su jefe Sullivan despreciaba por considerar que el diseño de casas era algo "menor", ya que él solo estaba interesado en la construcción de rascacielos en Chicago.

A esto es a lo que llamamos en esta editorial aprovecharse de la fuerza del contrario, como en el Judo, o ver la oportunidad en la adversidad, como estamos comentando ahora mismo.

Pero hay otro ejemplo que queremos destacar también, y se trata del esfuerzo artístico del que escribe, que como bien sabe el lector, además de editor de esta publicación, es productor de cine. Pues bien, tras realizar el primer "programa de entrevistas de internet", comprobó como estando fuera de las grandes corporaciones "hacía mucho frío" y no había puertas que se abrieran con facilidad, más bien todas estaban cerradas a cal y canto.

Todos los productores y directores, así como sus empresas, tanto a nivel nacional como internacional, estaban interesados en realizar producciones cuanto más grandes mejor; implicar a los gobiernos, rodar en sitios imposibles, miríadas de figurantes para las escenas de batallas, rodar en el espacio... Ese tipo de cosas. Todos hasta ahora habían despreciado un esfuerzo que podría a priori parecer secundario o pequeño, pero que a posteriori se muestra con claridad y certeza como algo genial y único. Se trata de la técnica conocida como "solo filmmaking" y desarrollada por el que escribe. ¿Hacer una película de animación casi en solitario? ¿A quién diablos se le había ocurrido eso antes? ¿Y hacer una técnica de ello, hacer muchas películas de esta manera? ¿Es esto a todas luces una locura?

Pues bien, ahí está el resultado, a la vista de todos. Primero, para hacer películas en solitario hace falta tener el talento, recordemos no es fácil reunir todas las habilidades necesarias para ello, y después, hace falta tener la fuerza interior suficiente. Pues parece que estas dos condiciones no eran muy comunes. Pero sobre todo, tras haber irrumpido el "solo filmmaking" de Pedro Alonso Pablos en la faz de la tierra, se comprueba que pasa el tiempo y no hay nuevos ejemplos sobre ello además de los del propio Pedro. Esto indica que no es tan sencillo como parece hacer una película en solitario.

Dejando de lado otras consideraciones y ciñéndonos solo a este pequeño hecho, estos dos ejemplos corroboran la frase que nos ocupa, y con la que vamos cerrando el artículo: "En la adversidad está la oportunidad".