Amenábar lanzará su primera serie, La Fortuna. ¿Está el director perdiendo fuelle?
03 de Mayo de 2021;
El director de cine Alejandro Amenábar, oscarizado y bendecido hasta la fecha por la colaboración con grandes estrellas de Hollywood como Tom Cruise y Nicole Kidman, está preparando su primera incursión en el formato serie de televisión, La Fortuna, y conviene en este momento hacer un repaso a su carrera y preguntarse si no estará "perdiendo fuelle" su creatividad, a raiz de algunos de sus últimos trabajos, este incluido.

Así, podemos constatar que Amenábar es, además de ganador de algún Oscar como hemos dicho, un director que se mueve bien en el área del suspense principalmente, y así lo certifican sus primeros trabajos: Tesis, The Others, etcétera. También ha salido airoso del drama, con su trabajo Mar Adentro, tocando el siempre peliagudo tema de la eutanasia. Quizá este se muestre como su mejor trabajo en general ya que toca en la película temas muy humanos como la mencionada eutanasia, ofreciendo una visión más bien de "espectador", es decir, sin profundizar demasiado en el asunto, todo sea dicho; aunque fue capaz de que se hablara sobre ello en la opinión pública, fue capaz de poner el tema encima de la mesa en aquel momento.

Después llegaron Regression, también con un reparto muy internacional, pero que es considerada como malilla dentro del género suspense que tanto le gusta al director, y Mientras dure la guerra, un filme propagandístico perteneciente al género, digamos, de fantasía histórica, pues se inventa muchas de las cosas, y que firma para poder seguir haciendo películas como cuota obligada o peaje a pagar del ya mal llamado cine español.

Y finalmente tenemos esta mini-serie, La Fortuna, que trata sobre cazadores de tesoros y pertenece al género de la aventura, y mucho nos da que será un producto de entretenimiento sin más pretensiones que la de entretener; como bien sabe el lector las películas que cuajan en el tiempo trascienden el entretenimiento y muestran algún aspecto interesante de las relaciones humanas. Mucho nos tememos que no será el caso, y como se puede constatar con sus últimas obras, es posible que el genio de Amenábar esté dando sus últimos soplos, quizá por su propia esencia, quizá por los colaboradores que tiene a la hora de hacer cine, o los "peajes" que le hacen pagar.