Consecuencias de la globalización del flamenco
01 de Junio de 2021;
El flamenco como género musical ha llegado a un punto muy interesante, y es que dicho género se está esparciendo por el mundo sin ningún tipo de control y eso tiene diversas consecuencias y está cambiando algunos aspectos del mismo.

Lo más importante de destacar es eso, que el flamenco se ha globalizado. Ese género musical regional procedente del sur de España (Andalucía), tocado por la mano del éxito, está traspasando fronteras allá por donde va, tanto internas o interregionales (como puede ser la tradicional comunidad flamenca barcelonesa, de la que emana Rosalía), como transfronterizas (Francia, EEUU, Turquía, Japón, Australia...). Es un género único que incluso está eclipsando otros estilos regionales de la península (como puede ser la jota aragonesa) y que por supuesto tiene más proyección que muchas otras músicas del mundo, sobre todo por su pasión, la pasión que surge del flamenco, que lo hace un arte franco y vehemente, como es la música.

Todo esto está muy bien, pero el epicentro del flamenco, que es Andalucía, debe saber que como todos estamos pendientes del género musical en cuestión, muchas más "manos pecadoras" (recordemos pecadores somos todos, je, je) están ejerciendo influencia sobre el mismo en mayor o menor medida. Por lo tanto toda la comunidad flamenca está pendiente también de lo que pasa en Japón o Australia, donde hay algunos destacamentos flamencos importantes, y no están precisamente cerca (geográficamente) del sur de España.

No debe, el purismo flamenco, tener miedo a diluirse o perder influencia, simplemente hay que pensar que el flamenco ha entrado en una nueva dimensión, una dimensión global, y que está atrayendo interés y talento a lo largo y ancho de nuestro pequeño mundo, como por ejemplo hace la música anglosajona, que atrae cantantes hacia su órbita, como puede ser el conocidísimo y celebrado grupo de música sueco, Abba, que aunque nórdico, cantaba en inglés. Y esto no debe ser visto como un posible problema, simplemente el flamenco debe tratar con honra y respeto a todos aquellos que quieran aportar su granito de arena a este arte, ya sea disfrutándolo o interpretándolo, y debe estar muy agradecido.

Y es que precisamente, el flamenco, ese estilo musical, se forja sobre siglos y siglos de invasiones que ha sufrido la península ibérica, comenzando por los fenicios, íberos, celtas, romanos, godos, judíos, árabes, y después ya los puramente españoles, incluyendo la comunidad gitana andaluza; por lo que la mezcla está en su más pura esencia y es quizá su signo distintivo.

Así que, no debemos tener miedo a la apertura y nueva etapa del flamenco como género musical global, simplemente debemos decir: ¡Larga vida al flamenco!
Enlaces mencionados en Gente