¿Es finalmente la abstracción una simple oscilación de la historia del Arte, como el Barroco o el Neoclasicismo?
20 de Julio de 2021;
En este breve artículo relacionado con el mundo del Arte el editor de esta publicación quiere hacer una reflexión, y es la que se enuncia en su título: ¿No será que la abstracción es finalmente una oscilación de la historia del Arte, como el Barroco o el Neoclasicismo?

Y la explicación es la siguiente: No me pregunten por qué, pero desde el Renacimiento, la historia del Arte ha adoptado una forma pendular, en el sentido de que se mueve por oscilaciones: Primero el renacimiento propiamente dicho, que es la vuelta a los clásicos. Después el Barroco y Rococó, que es una nueva oscilación del péndulo de la historia del Arte. Luego volvemos al Neoclasicismo, y después al romanticismo, impresionismo, y arte de vanguardia o modernismo, englobando a todos ellos en un mismo bloque cuyo objetivo es liberar al artista del yugo académico, por así decirlo. Y es preciso mencionar también que esta publicación tiene diversas opiniones particulares sobre cada uno de estos nuevos -ismos.

Pero, y entrando en materia, realmente supondría un jarro de agua bien fría, artísticamente hablando, para Picasso, promotor de la abstracción en las artes, el saber que su esfuerzo es una simple oscilación hacia la libertad de la historia del Arte, y de que el Arte no va a seguir abstrayéndose y abstrayéndose sino que va a llegar a un punto de saturación del arte moderno, como ha ocurrido, y va a oscilar de nuevo, pero no hacia mayor abstracción, sino hacia mayor clasicismo.

Lo cierto es que estas dos corrientes han venido funcionando durante el siglo XX de manera disociada, ya que el arte secuencial (incluyendo el cine de Hollywood) ha permanecido fiel al esquema clásico de planteamiento-desarrollo-desenlace de una obra de sus características, mientras que la pintura y la arquitectura han estado dominadas por la alargada sombra del pintor mencionado anteriormente.

Resulta que se dan nuevas circunstancias, y es la aparición de internet, que juega a favor del clasicismo aunque la eclosión de este medio de comunicación -medio de medios- hace estallar también la creatividad. En cualquier caso, y aunque vienen conviviendo también, es posible que se esté dando una vuelta a los cánones inamovibles del Arte (el clasicismo).

No es el objetivo de esta publicación, como se ha comentado otras veces, borrar de la faz de la tierra el modernismo, pero sí ponerlo un poco en su sitio ya que parece que esa corriente artística se había -digamos- encumbrado a sí misma como la última frontera del arte, cuando esto no es así, como a la vista está, una vez que el péndulo oscila de nuevo.
Enlaces mencionados en Gente